accidente por quedarse dormido
Accidente por quedarse dormido conduciendo: ¿motivo de despido?
14 enero, 2019
renunciar a una herencia
Renunciar a una herencia: ¿cómo puedo hacerlo?
14 enero, 2019
FacebookGoogle+TwitterLinkedIn

La empresa puede satisfacer determinados gastos médicos a sus trabajadores sin que éstos paguen más IRPF y sin necesidad de contratar un seguro.

Si la empresa decide asumir los costes de determinados servicios a favor de sus trabajadores, éstos pueden declarar como exentas dichas retribuciones en especie. Por ejemplo:

  • Transporte: los pagos a entidades de transporte colectivo para facilitar el desplazamiento de los trabajadores hasta el centro de trabajo (tren, metro, bus, etc.) hasta un máximo de 1.500 euros anuales.
  • Seguro médico: el pago del seguro médico del trabajador, su cónyuge y sus descendientes, hasta 500 euros por persona y año (1.500 euros en caso de personas con discapacidad).
  • Otros: el pago del servicio de guardería a hijos de empleados, el servicio de comedor o la entrega de tiques restaurante (con un límite de 11 euros diarios).

Ayudas por enfermedad. Los trabajadores tampoco deberán tributar por las ayudas económicas que les satisfaga para hacer frente a gastos destinados al restablecimiento de la salud. Siempre debe cumplirse un requisito: debe tratarse de gastos no cubiertos por la Seguridad Social o por la mutualidad que corresponda.

Ejemplo: las ayudas para gafas graduadas y monturas, aparatos auditivos y determinados tratamientos de oftalmología, ortopedia, odontología, fisioterapia, psiquiatría, logopedia, educación especial, etc.

Mayor neto. Si la empresa quisiera aumentar el sueldo de la plantilla, es una muy buena opción asumir el coste de alguno de estos gastos, ya que los trabajadores no deberán tributar por dicha retribución en especie, percibirán un mayor neto.

¡Si quieres recibir consultas sobre aspectos relacionados con las retribuciones en especie en tu correo electrónico, puedes suscribirte gratis a nuestra newsletter!