FacebookGoogle+TwitterLinkedIn

En posible que tengas cierta confusión respecto a los conceptos contemplados en la nómina, por ello, vamos a intentar esclarecer algunos aspectos fundamentales sobre lo que incluye el salario.

Salario, que no nómina. Si tienes ciertas dudas respecto a las retribuciones antes de nada, hay que recordar (aunque sea algo muy básico) que la nómina no deja de ser el soporte físico donde aparece la retribución que recibes.

Salario base

Esta composición salarial normalmente estará establecida en la negociación colectiva o, en su defecto, en el contrato individual. Hay una gran división entre el salario base (cantidad fijada en convenio según categoría profesional, pacto de empresa o individual) y los complementos salariales.

Complementos salariales

  • Por una parte tienes los complementos “personales”, que atienden a características relacionadas con el trabajador (antigüedad, idiomas o títulos). Respecto al concepto de antigüedad, cada vez existe menos interés en mantenerlo, aunque siempre se deberá respetar lo que un trabajador haya acumulado hasta la fecha.
  • Por otra parte tienes los complementos relativos al trabajo realizado. Aquí se considerarán aquellas circunstancias relacionadas con la calidad del trabajo como pueden ser la peligrosidad, suciedad, trabajo en régimen de turnos, disponibilidad, residencia, responsabilidad especial…, al igual que también incluirá las consideraciones relativas a la cantidad de trabajo realizado (primas, incentivos u horas extraordinarias).
  • Por último, están los complementos relativos a la situación y resultados de la empresa. Aquellas cantidades ofrecidas a su trabajador por productividad o beneficios.

Consolidación

En principio no se consideran consolidables los complementos vinculados al trabajo realizado y a la situación y resultados de la empresa. Sí se considerarán consolidables los complementos personales, también en defecto de lo expresado en la negociación colectivo o el contrato individual.

Pagas extras

También llamadas gratificaciones extraordinarias. El trabajador tiene derecho a dos al año, una de ellas en Navidad y la otra en el mes que fije el acuerdo entre empresario y representantes de los trabajadores, siendo lo mas normal a mediados del año. No hay nada que impida que el convenio o acuerdo incrementen el número de gratificaciones. La cuantía de estas gratificaciones vendrá determinada por el convenio. Es legal que te prorrateen mensualmente las pagas extraordinarias.

En resumen, debes tener clara la división entre salario base y complementos, algunos de éstos consolidables y otros no.

¡Si quieres recibir consultas sobre aspectos relacionados con el salario en tu correo electrónico, puedes suscribirte gratis a nuestra newsletter!

Suscríbete a nuestra newsletter: