FacebookTwitterLinkedIn

¿Conoces el número de faltas de asistencias injustificadas que son necesarias para que una empresa te despida? En Montero Carrión Abogados, te informamos sobre todo lo que necesitas saber para evitar un despido disciplinario por faltar al trabajo.

Faltas de asistencia sin justificación

Las faltas de asistencia sin justificación pueden ser una causa importante de despido disciplinario, por el cual, como trabajador, no tendrías derecho a indemnización. Así lo recoge, de hecho, el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 54: “El contrato de trabajo podrá extinguirse por decisión del empresario, mediante despido basado en un incumplimiento grave y culpable del trabajador.  Se considerarán incumplimientos contractuales, entre otras, las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo”.

Para que ocurra un despido en estas condiciones, las faltas deben ser repetidas e injustificadas y depende ya de cada convenio el indicar el número de faltas injustificadas que son necesarias para llevar a cabo dicho despido.

Sin embargo, no en todos los convenios se indican el número de ausencias que son necesarias para causar una falta grave. En esos casos:

  • Según las exigencias de los tribunales, son tres el número mínimo de faltas de asistencia injustificadas necesarias para justificar un despido disciplinario (Sentencia 159/2019 de 14 de marzo, Rec. 93/2019, de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura)
  • Si solo tiene dos ausencias sin justificar y la empresa te despide, se considerará improcedente por no disponer de la gravedad suficiente para justificar un despido.

Despido por ausencias justificadas

Este tipo de despido es distinto al despido objetivo por ausencias justificadas (al cual le corresponde una indemnización de 20 días). Dicho despido es válido si las faltas de asistencia alcanzan el 20% de los días laborales durante dos meses seguidos, de igual forma que si se alcanza el 5% de las jornadas hábiles durante los 12 meses anteriores o el 25% en cuatro meses distintos dentro de un período de 12 meses.

A este respectecto, el Estatuto de los Trabajadores subraya que no se computarán como faltas de asistencia, las ausencias debidas a:

  • Huelga legal por el tiempo de duración de la misma
  • El ejercicio de actividades de representación legal de los trabajadores
  • Accidente de trabajo
  • Maternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia, enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia
  • Paternidad
  • Licencias y vacaciones
  • Enfermedad o accidente no laboral cuando la baja haya sido acordada por los servicios sanitarios oficiales y tenga una duración de más de veinte días consecutivos, ni las motivadas por la situación física o psicológica derivada de violencia de género, acreditada por los servicios sociales de atención o servicios de Salud, según proceda.
  • Tampoco se computarán las ausencias que obedezcan a un tratamiento médico de cáncer o enfermedad grave.

¿Quieres recibir en tu correo electrónico las consultas más importantes realizadas al despacho de Montero Carrión Abogados?

¡Suscríbete a nuestra newsletter rellenando el siguente formulario!

Suscríbete a nuestra newsletter: