FacebookGoogle+TwitterLinkedIn

La nueva ley de protección de datos establece que los trabajadores tienen derecho a la desconexión digital. También aclara cómo puede controlar su empresa el uso de los dispositivos digitales por parte de sus trabajadores.

A finales de 2018 se publicó una nueva Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, la cual introduce algunas novedades que afectan a sus relaciones con sus empleados.

A partir de ahora, los empleados tienen derecho a la “desconexión digital” para garantizar, fuera del tiempo de trabajo, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar. De ese modo se garantiza que el trabajador no deba contestar un correo electrónico o una llamada fuera de la jornada de trabajo.

La empresa deberá elaborar una política interna en esta materia. Si el convenio no regula esta desconexión digital:

  • Dicha política deberá definir cómo va a garantizar este nuevo derecho. Por ejemplo, prohibiendo el uso del correo electrónico o del móvil de empresa fuera del horario de trabajo, o bloqueando el acceso a los servidores y programas de la empresa al finalizar la jornada.
  • Esta normativa también debe establecer acciones de formación y de sensibilización del personal sobre un uso razonable de las herramientas tecnológicas.

Esta política interna se debe elaborar previa audiencia de los representantes de los trabajadores. Si la empresa tiene representantes, habrá que reunirse con ellos e informales de la nueva obligación.

Respecto al control de los dispositivos, la nueva ley indica que las empresas pueden controlar el uso de los dispositivos digitales puestos a disposición de los trabajadores para realizar sus funciones (ordenador, correo electrónico…). Si se decide hacerlo, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • La empresa se debe limitar a controlar el cumplimiento de las obligaciones laborales y a garantizar la integridad de los dispositivos y no puede controlar qué páginas web consulta un empleado durante la hora de comer o al terminar su jornada.
  • Se debe respetar el derecho a la intimidad con un control que sea proporcionado.

En todo caso, la empresa debe establecer los criterios de utilización de los dispositivos digitales (su política de uso), e informar a los trabajadores sobre la extensión, alcance y finalidad que va a tener el control.

En resumen, la empresa debe elaborar una política interna que defina de qué modo se va a garantizar el derecho a la desconexión digital (por ejemplo, prohibiendo el uso del correo electrónico o del móvil de empresa fuera del horario de trabajo.

¡Si quieres recibir consultas sobre aspectos relacionados con la protección de datos en tu correo electrónico, puedes suscribirte gratis a nuestra newsletter!

Suscríbete a nuestra newsletter: