Cláusulas abusivas: ¿Qué son y en qué me pueden perjudicar?

Deducción por Vivienda Habitual QualityConta
Deducción por vivienda habitual: ¿Cómo hacerlo?
3 mayo, 2018
Acuerdo de Conciliación
Conciliación laboral: ¿Cuándo merece la pena solicitarla?
10 mayo, 2018
FacebookGoogle+TwitterLinkedIn

Si eres propietario de una página web donde vendes productos, estás obligado a cumplir una serie de obligaciones por ley.

Como bien sabrás, la normativa protege a los consumidores – personas que actúan con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión -. Uno de los casos por la que existe dicha protección es por las ventas a través de Internet, las cuales requieren una serie de requisitos que las empresas deben cumplir por ley.

Actualmente algunas administraciones se encuentran inspeccionando esta cuestión, pudiendo imponer multas a las empresas que las incumplan.

Las ventas a distancia

Una de las cosas que más se inspeccionan en estos casos es que la empresa facilite al consumidor una información mínima antes de concluir la venta.

Es obligatorio informar:

  • De los datos identificativos del empresario, de las características de los bienes o servicios y de su precio total (incluidos los impuestos). Habrá que informar también de los procedimientos de pago y entrega y de la fecha en que el empresario se compromete a entregar los bienes.
  • De igual manera, una vez concluida la venta se deberá entregar un justificante de la contratación efectuada.

Por otro lado, el comprador podrá desistir de la compra sin necesidad de justificar su decisión. El plazo de devolución será de 14 días naturales desde la entrega del producto, siendo obligatorio el informar al consumidor de que posee ese derecho de desistimiento así como las condiciones, plazo y procedimiento para ejercerlo.

Que no haya cláusulas abusivas

Otra cuestión que revisa la Administración, la cual puede acabar en serias multas, es que en las condiciones de venta de la web no hayan cláusulas abusivas.

¿A qué llamamos cláusulas abusivas?

  • Es abusivo indicar que, en caso de discrepancias entre tu empresa y el consumidor, lo resolverán los tribunales de tu ciudad, cuando realmente esta competencia corresponde a los tribunales del domicilio del consumidor.
  • Es también abusivo el reducir el plazo de dos años de garantía en caso de venta de productos defectuosos.

¿Cómo puedo evitar posibles sanciones por cláusulas abusivas?

Lo principal y más importante para evitar posibles sanciones es comprobar con tu asesor que tu web cumple con todos los requisitos que establece la ley. Si aun así, en alguna ocasión te encuentras con una inspección de este tipo, debes tener en cuenta:

  • La normativa da la opción de reducir el importe de la multa – llegando a ser en algunos casos del 40% – si se reconoce la infracción y no se presenta recurso.
  • Además, algunos tribunales pueden anular sanciones por incluir cláusulas abusivas basándose en que solo los tribunales de justicia – y no la Administración – pueden decir si una cláusula es abusiva o no.

En conclusión, las inspecciones se suelen centrar sobre todo en que se facilite al consumidor la información que exige la ley, así como que en las condiciones de venta no haya cláusulas abusivas.

Esperamos que esta información te haya sido de ayuda para prevenir posibles futuras sanciones a tu empresa.

¿Quieres recibir consultas sobre las cláusulas abusivas en tu correo electrónico? ¡Suscríbete gratis a nuestra newsletter!